lema del año

DISPONIBILIDAD 2022

Servir al Señor es el mayor privilegio que uno puede tener en la vida y hasta lo más sencillo que hagamos para su obra tiene especial aprecio para Dios, pero no se puede servir con el orgullo ni tampoco confiando en nuestras fuerzas y habilidades, sino humillándo nuestro ser reconociendo que sin Él nada somos, que todo lo que llegamos a alcanzar y hacer viene por causa de Dios; Es alli en la humillación donde nace la disposición y las promesas de servir a un Dios del cual no merecemos su gracia pero por amor nos da sus bendiciones y del cual agradecidos levantamos la mano en señal de disposición para servirle y hacer su voluntad hasta el final.

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

(Isaías 6:8)